martes, 18 de agosto de 2015

Vagando por la Singapur colonial


Tras un abundante desayuno para adquirir las fuerzas necesarias para deambular toda la mañana, este nuevo día en Singapur lo comenzábamos visitando la parte colonial de la ciudad, donde se puso la simiente de la moderna y próspera ciudad que es hoy en día. Como punto de partida del paseo matutino comenzamos por la catedral, blanca e impoluta es como un oasis de clasicismo entre tanto rascacielos de acero y cristal, en realidad el oasis es todo el conjunto de edificaciones heredadas de la época colonial británica. La catedral  anglicana de St. Andrews de estilo gótico inglés y construida a mediados del siglo XIX es un pequeño remanso de paz en medio de la ajetreada vida de Singapur, y los amplios jardines que la rodean un magnífico lugar donde relajarse bajo la sombra de sus frondosos árboles, mientras sus interiores son luminosos y con un bonito órgano enfrentado al altar mayor.








Justo a continuación de la catedral de St. Andrews se encuentra el grandioso edificio del primitivo ayuntamiento y la antigua Corte Suprema. En este lugar ha sido donde se han dado hechos fundamentales de la historia de Singapur. Aquí se rindieron los ejércitos japoneses al final de la Segunda Guerra Mundial y se formalizó la separación de Malasia. Ahora va albergar la National Art Gallery.




Frente al antiguo City Hall está el Padang. Una enorme campa abierta que acoge los clubes de deportes de Singapur. Uno de ellos es el Singapore Cricket Club, que como no podía ser de otra manera gracias al herencia colonial británica, es donde se practica este deporte tan popular en todas las antiguas colonias del imperio. El otro es el Singapore Recreation Club.


The Arts House es el edifico público más antiguo de Singapur.También es conocido como el Antiguo Parlamento desde que éste se trasladó a otro edificio cercano. Ahora es utilizado como sala de exposiciones donde visitar diversas colecciones de arte, además de un restaurante situado en la planta baja.




El teatro Victoria y la sala de conciertos están ubicados en el bonito edificio neoclásico de la Torre del Reloj. Esta torre se levantó para unir ambos edificios y hace poco ha sido sometido a una renovación de sus sala de conciertos, en donde los antiguos respaldos de madera de los asientos  con sus números de localidades impreso, forman parte hoy del techo del hall y cafetería.




Detalle del techo de la sala contigua al Concert Hall decorada con los antiguos respaldos

En esta instantánea que cuelga de las paredes del Teatro Victoria se puede apreciar el conjunto de edificaciones de una parte del barrio colonial de Singapur. En primer término el Concert Hall y el Teatro Victoria unida por la torre. Al fondo la antigua Corte Suprema, el viejo Ayuntamiento de Singapur y la Catedral de St. Andrews.


Otra de las grandes edificaciones de la parte colonial de Singapur es el Museo de las Civilizaciones de Asia. Situado en la orilla norte del río de Singapur expone un recorrido por las diversas culturas de gran parte del continente asiático. Anteriormente este edificio albergó instalaciones gubernamentales.


Y cómo no, el fabuloso Fullerton Hotel, a la sombra de los grandes rascacielos de la zona financiera de Singapur. Es sin duda uno de los hoteles más reconocidos y de prestigio de la ciudad, con el permiso del Raffles Hotel por supuesto, al que no hemos vuelto a visitar en este segundo viaje a Singapur. En sus orígenes el Fullerton Hotel fue la oficina central de correos.


The Raffles Hotel

El edificio de la Corte Suprema combina la arquitectura de vanguardia de su "platillo volante" de acero y cristal con un entorno de arquitectura propia de principios del siglo XX.


La hora de comer había llegado fuimos a curiosear por las decenas de restaurantes que se alinean en la orilla sur del río de Singapur. En Boat Quay los hay para todos los gustos, desde japoneses a cocina cantonesa, desde italianos a fusión singapurense, y por supuesto cocina hindú. Esta última opción fue la elegida por nosotros donde pudimos comer un menú degustación con el fabuloso entorno del río Singapur






En una de las orillas del río de Singapur, junto al puente Cavenagh Bridge y el Fullerton hotel, se alza un monumento llamado "The Firts Generation" que representa a unos adolescentes bañándose en el río Singapur. Nos llamó la atención por el parecido con el monumento a "Los Raqueros" junto a la Bahía de Santander. No es que tenga que ver, pero me apetecía hacer el símil.


0 comentarios :

Publicar un comentario